miércoles, 30 de marzo de 2011

18 FERIA DEL LIBRO DE TOKYO: 7 AL 10 DE JULIO 2011



El stand de la asociación de editores en lengua catalana es un oasis de paz en medio de una feria como la de Bolonia.  Allí te recibe la siempre cordial Cristina y te puedes tomar un reparador café con derecho a conversación, sea de salones del comic o de Mercadona.
En los ratitos que me he refugiado allí, he departido con Segimón Borràs sobre la Setmana del Llibre en Català y sobre los viejos tiempos en que "inventamos" Ficomic. Ha aparecido el dúo Pujol y Amadó, o Víctor Escandell. Y  mi última permanencia en la "barra" la he compartido con Mari Cruz Moreno, la directora de Comercio Exterior de la Federación de Gremios de Editores de España: la sargento de hierro de los stands de la Fedración en todas las Ferias del mundo mundial. que no ha querido confesarme su edad, pero que, como pista, la conozco desde mis primeros salones del cómic a finales de los 80.
El tema que la tiene habando sola, es la próxima presencia de España en la Feria del Libro de Tokio, como país invitado. La situación no es la mejor para la presencia de editores españoles en el stand colectivo de España. Y ahí es dónde creo que los editores de tebeos nos lo tendríamos que pensar un poco.
Acudir este año a la Feria es una muestra de solidaridad inequívoca. Y no podemos dejar sólo, una vez más,  a Ficomic con una supuesta representación institucional del sector. Es una oportunidad única de demostrar nuestra presencia real en Japón.
Francamente creo que tanto Glénat como Norma, Ivrea, Planeta o Panini deberíamos acudir y apoyar a la Federación con alguna exposición o con lo que se nos ocurra. Sería de justicia recordar que sin el apoyo de la Federación de Gremios, probablemente no existirían ni Ficomic ni el Salón del Còmic.
Se lo juro por Snoopy...