domingo, 20 de marzo de 2011

LA ACADEMIA DEL CÓMIC



En las fotos: firma del acuerdo de colaboración entre las imaginarias Academias del Comic de Catalunya y Andalucia y los presidentes de ambas academias, pasando revista a la tropa, en Granada.

Ambas fotos son de septiembre de 2007. Hace casi 4 años. O sea que hace esos cuatro años, por lo menos, que empezamos a trabajar en la idea de la Academia del Cómic, en Granada.
Y la constituimos todos los que estábamos allí en ese momento. Abierta a todo. Con cuatro ideas básicas todas de buena fé: ayudar a los autores con problemas, recuperar la historia de nuestros tebeos, coordinar eventos, etc.
Dá igual.
Hubiéramos planteado lo que hubiéramos planteado, en cuanto se publicó la noticia, se nos tiró encima media profesión, como si no contáramos con ellos para repartir un pastel imaginario que sólo existía en sus cabezas.
Y llegamos al esperpento que vivimos en el Salón de Barcelona. Un éxito de convocatoria que cabe atribuir sólo a la idea de llamar  "Academia" a lo que de habernos puesto cualquier otro nombre hubiera pasado sin pena ni gloria.
Y en esta "asamblea" de Barcelona fuimos expulsados literalmente de nuestra "Academia" con una antología de ridículos y miserables argumentos surgidos desde el endémico complejo de inferioridad que parece imposible de erradicar en muchos de nuestros admirados profesionales, especialmente en los más veteranos.
Para nosotros, profesionales del cómic lo eramos todos sin distinción: autores, libreros, editores, rotulistas, redactores, traductores, distribuidores, directores de salones, especialistas o incluso determinados impresores.
Pero alguien se confundió y no sé qué cojones pensó que queríamos controlar o, lo que es peor, manipular. Y espoleados por un discurso anclado en el resentimiento, creo recordar que invalidaron a la mitad de los miembros de la mesa.
No recuerdo, ni encuentro por ninguna parte datos, de a quien se nombró, delegó, expulsó o lo que fuera. Pero hay una dolorosa realidad: allí se acabó todo.
De la Academia nunca más se supo.
Y sólo sé que los que la habíamos creado seguimos sin comprender por qué cuando nos empeñamos, de vez en cuando, en tratar de ayudar, recibimos como pago un trato tan mezquino como injusto.  
 Pero nadie podrá quitarnos los buenos ratos que hemos pasado  
Como se puede deducir de las fotos de este post.  

 

19 comentarios:

Anónimo dijo...

El gran fallo que tuvimos fue no seguir adelante con nuestra idea y dejarnos convencer, para que todo el mundo aportase ideas, cuando la única idea que querían aportar era la de impedir la constitución de una entidad que no controlaban ellos.
Así que desde aqui te propongo Joan, que desarrollemos nuestro proyecto y el que no quiera estar que no este. Tenemos todo el derecho del mundo de constituir todas la entidades que queramos y llamarlas como queramos, con los objetivos que queramos... (desde luego haríamos examen de acceso o la prueba que consideremos oportuna)
Y al que le moleste ajo y agua.

Salud y tebeos

Alejandro V. Casasola




Alejandro V. Casasola

Joan Navarro dijo...

Sólo me viene a la cabeza una idea: ¡Pacheco Presidente!

Joan Navarro dijo...

¡¡¡¡Pacheco Presidente!!!!!

Anónimo dijo...

Pues sí, Pacheco for president!
Yo estaba en la mesa de esa reunión, se me vetó para formar parte de la futura academia por no ser autor y al mismo tiempo se me pidió que redactara, junto a otros compañeros, los estatutos... y el que más se quejó se negó a participar aunque Alejandro se lo propusiera... así acabó la cosa...
Y sí, lo importante es hacerlo y luego que se sume quien quiera. Ese fue nuestro gran fallo.

Anónimo dijo...

El de antes era yo, Paco Cerrejón..

Anónimo dijo...

los perros del hortelano, ni comen ni dejan comer... no solo no aportan ideas nuevas sino que rechazan las ajenas por no ir firmadas por ellos, estoy de acuerdo con Casasola, p'alante y que les den.

Kôsen (Au + Di) dijo...

Cuando oí hablar de esto por primera vez, me sonó a buena idea. No sabía qué había quedado de aquello, y aún no sé muy bien qué ocurrió... pero desde fuera parece que se perdió una gran oportunidad de dar más visibilidad y legitimidad al cómic, que tanta falta le hace por estos lares.

Espero que la próxima vez que se intente, en lugar de tirarla por tierra, los que encuentren fallos a la idea, se animen a ayudar a mejorarla entre todos para que sea una realidad. Si una idea es buena para el cómic, es buena para todos.

Christian Osuna dijo...

Yo me apunto!
Mariquita el último!!!

Christian Osuna dijo...

Y mi primera propuesta es: fijemos una fecha de la primera reunión. Y celebremosla online. publiquemos una convocatoria en nuestros blogs y mails y pensemos en la forma de reunirnos via internet...
Y abrir la participación a todo el que quiera y demuestre su vinculación profesional con el medio.
Salud y academia!!!!

Anónimo dijo...

Vicente García dixit: El Navarro siempre tan bien rodeado por chicas en las fotos, especialmente la del bigote y las gafas.

Jaume Vaquer dijo...

El fenómeno del comentario anterior y un servidor estuvimos contemplando la idea de montar la academia en plan pequeño visto el fracaso que fue lo de Barcelona. La idea básica era hacer unos estatutos generales, iniciarla con pocos miembros pero que fueran con cierto prestigio para que la cosa tuviera cierto peso e ir incorporando gente poco a poco.
Al final, el tiempo y las obligaciones no nos dejó hacer nada...

Dani Gómez dijo...

Fatal... hay que volver a arrancarlo. Yo me apunto!

Dani Gómez dijo...

Ah... no había leído el comentario anterior. Matizo pues:

Fatal... hay que volver a arrancarlo. (Si descartáis el tema del prestigio inicial)Yo me apunto!

Alejandro V. Casasola dijo...

Vicente:
Perilla, Perilla con bigote, pero perilla...

Anónimo dijo...

Vicente García dixit: Ok, Alejandro, perilla, lo tendré en cuenta para la próxima vez que nos veamos. Pero ya hablamos en privado, que Jaume se pone celosón (o serio, que no sé qué es peor). Y sí, recuerdo haber comentado incluso algo con Jaume del tema (de la Aca, no de tu perilla) y haber escrito un mail a Navarro, aunque claro, no me pudo contestar para no discriminar a los otros 2000 que tiene sin contestar del resto de la gente (risas, claro).

Joan Navarro dijo...

La verdad, el Claustro de la Academia lleva una ratito pensando que el graciosín de Vicente García, tal vez debería pensar directamente en presentarse en septiembre a las pruebas de admisión en la Academia, porque ahora mismo lo tiene un poquito chungo...
No es el caso del Dr. Vaquer, licenciado en "Bravo" y admitido unánimemente entre los nuestros por aclamación.
Las clases de repaso pueden solicitarse al Sr. Morey, antes del 15 de junio.

Anónimo dijo...

El graciosín (parece un nombre sacado de un tebeo de Bruguera): Doy por supuesto por el mensaje que el Sr. Joan Navarro se auto-evalúa y se da el sobresaliente a él mismo, sin pasar por la casilla de septiembre. Esta Academia me parece que comienza a tener de vicios históticos de otras organizaciones similares :)

Anónimo dijo...

Vicente García: Por si acaso, nótese el tono jocoso de los mensajes (los míos al menos), que Jaume está espantado! (quiere repetir curos académico y bajar nota para no dejarme solo en septiembre)

La Agencia JAR dijo...

Aunque no estuve la primera vez, también me apunto a este “Academia: The Dark Knight Strikes Again”. Ya contáis con otro representante. Viva la Novela Gráfica. ¡Revolución o muerte!