viernes, 25 de marzo de 2011

¡ YA ERA HORA ! : ¡POR FÍN SE CAMBIA EL JURADO DEL GRAN PREMIO DEL SALÓN!

Ficomic ha decidido cambiar el jurado del Gran Premio. Pero no se han esforzado mucho, porque si despues de dos o tres años de repetirles por activa y por pasiva que la fórmula del Comité Ejecutivo como jurado ya no tenía ni cabeza ni pies, ahora se han limitado a diseñar una foto cara a la galería con una única incorporación razonable: la del ganador del premio otorgado a la divulgación. O sea con un especialista de verdad, o eso es de suponer ya que no se nos dirá nunca quien ha votado para ese premio, por ejemplo.
Lo de la APIC ya aburre. Pero si se nos dice que el miembro del jurado será Gallardo, no hay nada que objetar. Entre el conocimiento de los tebeos que tiene Gallardo y el que tenía Altuna hay un abismo abismal...
Pero tiene que ser Gallardo. Y que se diga que será él. Y en el caso que en el futuro hubiera un presidente de la APIC del bando de los ilustradores, que siga siendo un Gallardo o un Max quien sea jurado. Y el mismo razonamiento puede aplicarse al Gremio de Libreros. No me cuenten que el Gremio de Libreros va a designar a alguien, sin tener ni idea de tebeos. Somos nosotros que tenemos que proponer un librero que sepa, como lo es Ferràn Velasco Chapinal, por ejemplo. Y, lo del ganador del Gran Premi del año anterior me lo conozco en primera persona ya que los tuve de jurado del Gran Premio todos los años que dirigí el Saló. Y no crean que es una idea tan buena como puede parecer. El 90% de los autores no leen los tebeos de otros... y sólo conocen bien su entorno, sus colegas, su generación y su época. Eso dió como consecuencia una alarmante tendencia a "pasarse el porrón" entre amigos. Circunstancia que Carles Santamaría conoce perfectamente ya que siempre fue jurado de los Premios en mis salones. Por poner un ejemplo imaginen una cadena de premios tipo Carlos Giménez-Josep Mª Beà-Alfons Font-Jordi Bernet-Adolfo Usero. O otra tipo Pasqual Ferry-Fernando de Felipe-Beroy. Etc.
Hace también muchos años ya que se llegó al tema de fondo del Gran Premio. Porque se habían mezclado dos ideas diferentes de Gran Premio. Una cosa es premiar a Ambrós y otra a Ana Miralles.
La injusta falta de reconocimiento de todos los grandes autores de historietas de los años 40 y 50, hacen extremadamente difícil, tomar la decisión de dejarlos a un lado porque ya nadie les recuerda y optar por alguien que esté en activo y pueda beneficiarse de ese reconocimiento.
Y es verdad. Ambos razonamientos son correctos. Pero hablamos de dos premios distintos salvo excepciones. Excepciones como Carlos Giménez, Jordi Bernet o Purita Campos. Autores en activo y con una trayectoria de varias decadas.
En mi opinión, dado que existe ya el Premio a la Mejor Obra del Año y, ahora mismo, los Premios Nacionales que otorgan la Generalitat y el Ministerio de Cultura dirigidos al mercado actual, el Gran Premio tiene la obligación de entregarse a un autor veterano, esté en activo o no. Y si es un autor olvidado, más a mi favor. El premio intentará darle a conocer.
Y haremos un poco de justicia a quien más se lo merece. Cada año que pasa nos quedan menos oportunidades y acumulamos más verguenza, como sector.
Somos el sector menos respetuoso con su propia historia.
Ojalá se pudieran dar diez premios cada año.
Si a algún salón de España le queda un poco de sensibilidad y sentido del agradecimiento que cuenten conmigo y,estoy seguro, con muchos más, gratuita y desinterasadamente para ayudar a dar esos diez premios...

9 comentarios:

Christian Osuna dijo...

Para poner en practica tu teoría de que el Gran Premio del Jurado cubra donde no llegan el Premio Nacional y el Premi Nacional haría falta un pensar y un hacer mucho menos ombliguistas por parte de la organización. Es el problema cuando la entidad se comporta como si el medio empezara y acabara en ella, que se obliga a si misma a contentar a todos... Y así nos va...

Joan Navarro dijo...

Gracias por su opinión Sr. Osuna. ¿Pero está de acuerdo con lo que planteo?

Dario Fas Marín dijo...

Yo no veo la diferencia. Poner a Gallardo (sin desmerecer para nada su trabajo) es poner a alguien mas en la linea habitual. El premio del salón y el del público no van a tener nada que ver, para variar.
No me espero sorpresas.

Jaume Vaquer dijo...

El autor ganador del año pasado: Rubén Pellejero.
El ganador de divulgación en la categoría profsional: www.entrecomics.com
El ganador de divulgación en la categoría popular: Jordi Ojeda.
Aparte de los representantes de la APIC y de los libreros.
Es una mejora que aplaudo pero sigue siendo mejorable, claro.

Alejandro V. Casasola dijo...

Joan:
¿me llamabas?

Rafael Ruiz-Dávila "Fali" dijo...

Pues estoy muy de acuerdo con el planteamiento, Sr. Navarro. En Granada apenas cruzamos dos palabras, pero es un gran tema si nos vemos en Barna.

Salut!

Bbarron dijo...

Evidentemente tiene que premiar la trayectoria de toda una vida. Ejemplar fue la concesión a los hermanos Quesada, Raf, De la Fuente... Y las más recientes concesiones no es que estuviesen mal pero premiar a alguien con menos de 50 años o recién cumplidos habiendo veteranos por reconocer es un dislate.

Gryphus dijo...

El premio del salón y el del público no van a tener nada que ver, para variar.
No me espero sorpresas.


Y ese es el problema. ¿Cuantos aficionados de a pie conocen a esos autores de aquí? ¿Cuanto venden? ¿Son realmente sus obras mejores que la de algún otro autor mas conocido, o que al menos no sea de la misma camarilla de amigos de siempre?

Pepo Pérez dijo...

"el Gran Premio tiene la obligación de entregarse a un autor veterano, esté en activo o no. Y si es un autor olvidado, más a mi favor. El premio intentará darle a conocer".

Estoy de acuerdo.