viernes, 6 de julio de 2012

EN DEFENSA DE LAS GUARDAS

Mi scanner de pacotilla, no abarca la totalidad de las guardas de "La Noche de Siempre", pero he escogido esta visión parcial, porque me encantan y no quería obviarlas. Las guardas me parecen importantísimas en la edición de un álbum de historietas. A veces son el elemento determinante para entender que detrás de una edición hay un concepto. Por eso soy radical contra la ausencia de guardas.
Les pondré un ejemplo: hace unos dias estuve en el Festival de Torroella de Montgrí, sede de Panini, y me obsequiaron, con el excelente álbum "Ocupante". Con una espléndida historia de Andreu Martín. La obra fué la ganadora del Primer Premio Internacional del Cómic Costa Brava, dotado con 20.000 euros.
Pero las guardas están en blanco. 
No hay nada
Abres el álbum y ¿Qué ves?
Nada.
Pero yo veo más: veo desinterés. Veo falta de cariño por la edición.
Y si el diseño viene firmado por el Estudio Fénix, no puedo creerme que sean ellos los responsables.
Y si es un problema de presupuesto, propongo que el premio sea de 19.500 euros, pero que se impriman las guardas a cuatro colores.