jueves, 7 de febrero de 2013

LA EDITORIAL "SINSENTIDO", GANA EL JUICIO QUE "SD DISTRIBUCIONES", LES PUSO AL ABANDONAR LA DISTRIBUCIÓN CON ELLOS.



Cuando la editorial "Sinsentido", de Jesús Moreno, decidió cambiar su forma de distribución y apostar más por la librería general, dejó de distribuir con "SD" y apostó por la distribuidora "Enlaces". Al igual que otros editores. Fué una apuesta arriesgada, ya que cambiaban las reglas de juego. SD siempre apostó por una mayor transparencia en la relación editor-distribuidor, que se tradujo en su momento, en una adecuación a la realidad de las reglas del mercado. Es decir, por ejemplo, si las novedades se venden en una gran parte el primer fin de semana en el que se ponen a la venta, y eso lo sabemos todos, libreros, distribuidores y editores, ¿porqué seguir con la práctica del pago al editor a 90 o 120 dias?. SD cambió esas reglas y permitió una financiación infinatemente mejor a la que conocíamos antes los editores. SD apostó al mismo tiempo por la especialización, que en el caso de los tebeos no es tan dificil. Nos conocemos casi todos. Incluso apostó por iniciativas tan insólitas como las maravillosas jornadas organizadas hace unos años, en las que invitó a todas las librerías especializadas importantes. .
Por las razones que sean, tan respetables como las contrarias, Sinsentido, Dibbuks, Fulgencio Pimentel y compañía decidieron apostar por otra forma de distribución. Que, en el fondo, no era más que la tradicio distribución de la librería general. 
Creo sinceramente que SD se equivocó demandando a algunas de las editoriales que tomaron esa opción. 
Sobretodo después, cuando se produjo el cierre de la distribuidora "Enlaces".
Porque lo que ha logrado todo esto es que sea muy difícil, ahora mismo, una marcha atrás. Que, sigo pensando que sería lo mejor para todos. En la situación actual,  creo que una opción sería que todas estas editoriales de tebeos, sumaran esfuerzos con la única distribuidora profesionalizada de tebeos que tenemos. Participando en ella si es necesario, para compartir, entre todos, el inmediato futuro, que no parece fácil para nadie.
Y, un añadido posterior, trás la lectura de los comentarios de esta entrada:
 Mi post no pretendía indicar a nadie lo que debe hacer.
Era una opinión y sobretodo apuntaba una idea.
Y si resulta que no ha sido una buena idea tener esta idea, o no sirve, no pasa nada, tan amigos...


15 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema de que haya una única distribuidora profesionalizada es el monopolio. Y el monopolio trae comportamientos abusivos en cuanto a subida de márgenes y encarecimiento del precio de los cómics. Cualquier intento por evitar este monopolio me parece fantástico.

Joan Navarro dijo...

Ojalá hubiera una alternativa, que com o usted dice evitaría el monopolio, pero, me temo que no la hay, entre otras razones, porque no hay ya ningún pastel a repartir. Y, por favor, si desea usted que le tome en serio, abandone su anonimato, firme sus comentarios y concrete sus afirmaciones.
Porque no sé a qué se refieren ni en que datos concretos se basa usted.

Ricardo - Dibbuks dijo...

Joan, no entiendo muy bien tu post y mucho menos el porqué haces ciertas afirmaciones sin saber todo del asunto. Deberías preguntar a las editoriales que mencionas antes de poner por escrito lo que dices. Sí, tanto Dibbuks como Fulgencio Pimentel como Sins Entido dejamos de distribuir con SD. Cada uno en una fecha diferente y por motivos, seguramente, diferentes. Yo solo puedo hablar del caso de Dibbuks y así lo hago.
En nuestro caso dejamos de ser distribuidos por SD y por otras cuatro distribuidoras locales después de varios años porque las ventas que se generaban no eran suficientes para mantener la editorial y para que nuestros autores estuvieran bien posicionado en el punto de venta. De seguir ya no estaríamos en el mercado de los cómics. El cambio a Enlaces fue muy positivo pues entramos en muchos más puntos de venta y mejoramos las liquidaciones. Lamentablemente Enlaces ha cerrado a fecha del 31 de enero y nos hemos visto obligados aún cambiar de nuevo de distribuidora. En nuestro caso nos hemos, ido a UDL, en quien confiamos ahora nuestras obras.
Con los profesionales de SD hemos mantenido siempre una relación buena de amistad y los problemas venían solo del ámbito empresarial. Pese a eso nunca ha hábito ninguna demanda por ninguna de las partes y se llegó a un acuerdo amistoso cerrando el trato contractual que nos unía de manera satisfactoria, por lo que Dibbuks no ha ganado ningún juicio puesto que nunca lo hemos tenido.
Por otro lado soy de la opinión de que los monopolios son siempre dañinos para cualquier mercado y la libertad de decisión y elección de distribuidora ayuda a editoriales y a libreros en su negocio. Lamento que no pienses lo mismo, pero tengo en gran valor mi independencia y no estoy dispuesto a que nadie me diga cómo debo hacer las cosas, con quién o de qué manera. Los autores que confían sus obras en Dibbuks se merecen lo mejor que les podamos ofrecer y obligarles a un monopolio de distribución no es sano ni les beneficia en nada. Yo deseo todo lo mejor para todas las editoriales independientemente de quien las distribuya, pues el que a alguna le vaya mal puede terminar afectando al resto. Te deseo todo lo mejor y sabes que cuentas conmigo en lo que necesites. Si quieres alguna información con la que contrastar tus post te ruego lo hagas antes de verter afirmaciones erróneas. De tus opiniones ya es otro cantar, pero de los datos objetivos es muy fácil tener confirmación.
Nos vemos en cualquier sarao de los nuestros. Un saludo.

Ricardo Esteban
Editor de Dibbuks

Joan Navarro dijo...

Ricardo, lamento haberme confundido en lo que se refiere a tu magnífica editorial. Justo hace un momento que Alberto de SD me ha dicho lo mismo. Mi intención era y es positiva.
Creo en la necesidad de una distribuidora especializada como SD, ante la que se avecina en el mundo del libro. Pero, en cualquier caso, no dudes de mi respeto por tu labor de editor y, lo más importante, por mi sincero aprecio personal.

fulgencio pimentel dijo...

En Fulgencio Pimentel nunca gozamos de la "transparencia" a la que aludes en el texto mientras estuvimos en SD. La primera vez que hablamos con el responsable de la distribuidora fue cuando anunciamos nuestra marcha. Tampoco conseguimos que nos facilitaran la más mínima información acerca de puntos de venta, nos tuvimos que conformar con ver unas liquidaciones en las que se especificaba el tanto por ciento vendido en librería general (por el que SD se quedaba el 60%) y en especializada (el 50%; su margen total oscilaba en torno al 58%). Eso era todo lo que nos era dado saber. Las ventajosas condiciones a las que te refieres se resumían en estos porcentajes que digo, y las "facilidades de financiación" en un pago a 90 días. Quizá a ti, por ser tú, te pagan a 30. Yo tenía que llamar muchos meses a preguntar cuándo me harían el ingreso, porque ya iba por los 110 o 115 días.
Por último, cuando decidimos marcharnos y por fin conseguimos hablar con el responsable para indicarle que nuestro contrato vencía en breve, este nos indicó amablemente que nos iba a demandar. Ante la perspectiva de enfrentarnos a un ejército de abogados, accedimos a pagar una idemnización que marcaron ellos y que supuestamente coincidía con la que establece la ley en caso de que una empresa cancele su contrato con un agente comercial. La cifra, para nuestras dimensiones, era asumible pero no irrisoria: fueron 1700 euros, algo así como el montante de pagar dos años consecutivos el stand mínimo en el Salón de Barcelona, algo que tampoco nos podemos permitir. Fue asumible gracias a que se calculó con la media de títulos que habíamos editado anualmente hasta entonces. Nosotros solo habíamos editado TRES títulos en todos los años anteriores a 2011. Cálculese a partir de aquí el precio que exigieron por su libertad a otros editores, que me consta no fueron solo Sinsentido y Dibbuks.

fulgencio pimentel dijo...

Al poco de comenzar con Enlaces nuestras ventas aumentaron. MUCHO. Pero es normal, tenían un ejército de comerciales que barrían, en unas zonas mejor y en otras peor, las librerías generales de cada zona, mientras se mantenían las ventas en grandes cuentas y especializadas. Porque si tus tebeos interesan, alguna gente los demanda y las librerías los quieren, no tiene otro misterio. La labor comercial (que no la logística) de un distribuidor es importante sobre todo en la librería general, la que se ve abrumada por novedades. La especializada sabe lo que quiere y con las grandes cuentas conviene que el editor tenga una relación directa. En aquellos momentos SD no tenía comerciales en librería general; ahora, lo ignoro.
Para mí esto es agua pasada y no me va nada en ello. De hecho, al cierre de Enlaces nos llamaron de SD para ofrecernos de nuevo sus servicios. Lógicamente, no somos ningún caramelo, así que nadie nos los ofrece a nosotros, pero se agradecen estos detalles. Aprecio y respeto la labor que realizan los distribuidores, más que eso, los necesito. Estos dias, nuestros libros están comenzando a ser distribuidos por Machado (en Madrid) y Les Punxes (en el resto de España). Ignoro cómo saldrá, me conformo con ser optimista.
Suscribo totalmente lo que se dice en otros comentarios sobre la conveniencia de no alimentar monopolios, en este o en cualquier sector profesional. Pero es que además para nosotros los tebeos son libros (dicho sea sin pedantería) y no vemos ningún inconveniente en dejar los nuestros en manos de una distribuidora "de libros".
Las que describo al principio fueron las circunstancias que nos obligaron en su día a cambiar de distribución, además de proyectos en común con otros editores. Me parece que por alusiones y a estas alturas, no está de más comentarlas para que si hay algún interesado sepa cuál era el funcionamiento de SD con un editor insignificante como Fulgencio Pimentel. Imagino que las condiciones habrán cambiado en algo de un año a esta parte. Y no me cabe duda de que para un gran editor como tú, Joan, serán muy otras. Pues oye, enhorabuena. Me alegra saber que estamos todos donde queremos estar.
Saludos,
César Sánchez (fp)

Anónimo dijo...

Muy interesantes los comentarios de los Srs. César Sánchez y Ricardo Esteban. Estoy de acuerdo con ellos en evitar en lo posible los monopolios. Al Sr. Joan Navarro le recomendaría que antes de enjuiciar, se informe mejor, más que nada, para no ser injusto con otros implicados y ofrecer información veraz. Y como veo que le molestan los anónimos, firmo y rubrico: Antonio Salcedo Machado. Alicante.

RhapsodyRed dijo...

La verdad es que como cliente he de decir que SD Distribuciones es la mejor distribuidora española. ¿Por qué? Pues porque estoy harto de quejas del dependiente de mi tienda sobre lo chapuzas que son en Logista (distribuidora de Planeta), o los retrasos en la distribución a tiendas pequeñas de Norma Editorial. Sin embargo, las novedades de Ivrea, Panini y EDT, las tengo al día de salida esperándome en esa pequeña tiendecita de pueblo que tanto me gusta...

Anónimo dijo...

>> editor insignificante como Fulgencio Pimentel>>

Puede que, para algunos, su trabajo sea "insignificante", pero a mí, la su labor, sí que me parece "dignificante".

Ya ve.

(JCUadrado)

Anónimo dijo...

Los "status quo" en un mercado generalmente favorecen a los editores que llevan más tiempo en él, y menos a los recién llegados. No me extraña que Navarro no muestre demasiada voluntad en cambiar las reglas del juego en cuanto a distribuidoras. Con los años ya ha establecido sus relaciones especiales con SD y sabe qué esperar de esa empresa. Si hubiera más distribuidoras capaces de competir con SD ésta no impondría sus condiciones tan fácilmente pero, en cambio, sería perjudicial para Joan Navarro. Porque en una situación con reglas de juego nuevas la experiencia del editor deja de ser un grado y éste se ve obligado a competir con otros editores recién llegados. Es lo que se llama competencia, que es lo que realmente favorece al que desea comprar los cómics en la tienda a un precio lo más económico posible.

Los mercados inamovibles, las balsas de aceite, causados por comportamientos monopolísticos, no están trayendo más que cómics caros y autores de cómic que no pueden vivir de lo que producen. Pero esta situación inamovible del mercado favorece, desgraciadamente a Joan Navarro, por eso se pone de lado de SD.

Una vergüenza.

Anónimo dijo...

Sr. Navarro: ¿tiene en proyecto editar algo más de Luís García? Un integral con Etnocidio, Argelia y sus historietas cortas (Chicharras, Janis, El grito...) no estaría nada mal, aunque sea un material solo destinado a cuatro gafapastas como yo, no creo que la edición dejara demasiado déficit tratándose de blanco/negro y material muy amortizado. Felicidades por relanzar la obra de Sió, otro ejemplo de nula rentabilidad pero que honra a su editor/rescatador.
Por supuesto, en cuanto pueda lanzar el Haggarth de Víctor de la Fuente se lo agradeceremos.

Anónimo dijo...

Manuel Velloso

Soy capaz de comprar 4, 5 o 6 ejemplares de Etonocidio con tal de que se reedite, los regalaría a mis amistades por su onomástica, pues el autor es algo más que un dibujante de tebeos, su obra cabe en la estantería de cualquier intelectual aunque no le guste los tebeos.

Moderntime dijo...

Bueno, en realidad el verdadero problema del mundo de la distribucion lo tienen los autores mas independientes, es decir , aquellos que han de autoeditar su trabajo, pagando la imprenta y esa serie de asuntos, y luego es imposible que una obra suya aparezca en el aparador de ninguna libreria, por que aunque encuentres distribuidora esos comics independientes son bastante marginados ante la voragine de novedades de "grandes editoriales"...

Anónimo dijo...

En serio el "Paradigma Bruguera" es la situación ideal del mercado? En Serio?

Anónimo dijo...

Jesús Moreno, responsable se Sinsentido, no paga nada desde hace mucho tiempo. No paga la imprenta, no paga facturas pendientes a las editoriales que tuvo en su librería, ni a las editoriales con las que coedita, no contesta emails, no coge teléfonos, pero sigue publicando. ¿Otro listo estafador?