martes, 28 de agosto de 2012

SYUHO SATO LIBERA LOS DERECHOS DE "SAY HELLO TO BLACK JACK" (SEGÚN INFORMA YAGO ROSA FERNÁNDEZ EN TWITTER)



El manga ‘Say Hello to Black Jack‘, obra magna de Syuho Sato, ha sido la obra que más ha usado el mangaka para denunciar en su blog personal todo tipo de atropellos a los autores por parte de las editoriales. Ha servido para explicar al público lo mal pagados que están los autores, aún los que consiguen grandes ventas, que muchas veces se ven con pagos retrasados y debiendo dinero a los asistentes.

Por ello ha decidido desde hace varios años moverse a su manera para explotar nuevos modelos de negocio que no se imponen en Japón por el gran poder que siguen ejerciendo las editoriales. En concreto puso a la venta sus obras en formato digital desde su portal propio, publicándose cuando el autor podía y sin presión, cosa que al menos consiguió que Syuho subsistiese. Otro problema que tuvo es que un tomo de sus mangas fue sin portada ya que no aceptaba trabajar gratis al no recibir un pago por la ilustración de portada de los tomos recopilatorios.
Ahora ha decidido ir un paso más allá y lanzarse directamente a liberar su obra cumbre de todos los derechos ligados a ella al conseguir el autor todos los que aún poseía la editorial. ¿Qué significa esto? Significa que cualquiera podrá descargar el manga y hacer las modificaciones que quieran sin preguntar a Syuho Sato nada, ya que no va a poner trabas.
Cualquier empresa podrá hacer merchandising de la obra con total libertad, incluso podrán traducirse y comercializarse por parte de cualquier editorial sin pagar absolutamente nada ni hablar con nadie. Todo esto será posible a partir del 15 de septiembre, y desde entonces toda reproducción y modificación de la obra será legal, pero por estos lares no creo que haya gran novedad.
El manga, una excelente crítica al sistema sanitario japonés, está licenciada por Editores de Tebeos cuando aún se llamaba Glénat, el cual lo tiene a la venta en sus relanzamientos, aunque no debe ser fácil encontrarlos. Igual con esta liberalización de derechos podemos ver una misma obra al mismo tiempo por varias editoriales, aunque eso sería en un país idílico.
Aún así no significa que pierda el copyright, simplemente no va a hacer uso alguno de él, que a efectos prácticos viene a ser lo mismo. Sato asegura no tener la más mínima idea de cómo puede salir esta jugada, pero quiere protestar por el sistema de retribución a los autores que no hace más que empeorar, pero no es nada comparado a una exposición que organizó, en la que se ofrecía a los asistentes el fotocopiar gratis las páginas expuestas allí mismo.

2 comentarios:

Yago Rosa Fernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yago Rosa Fernández dijo...

Falsa alarma, el navegador nome mostraba el nuevo título