jueves, 25 de octubre de 2007

HA MUERTO UN COLOSO

Ha muerto el padre de Alejandro Casasola.
Un hombre extraordinario.
De una entereza admirable. Inalcanzable.
De una dimensión comparable sólo a su bondad, o a su lucha.
Un hombre incombustible, presente en todo lo que ha sido Granada y los tebeos, estos más de diez años de salones, de Veleta, de Batán o de Churrasco o de lo que sea.
Un apoyo incondicional para Alejandro y sus amigos, ofrecido siempre desde la máxima discreción, aunque el brillo de sus ojos no podía ocultar el cariño que nos tenía a todos, o el orgullo que tenía por su hijo.
Siempre trató de colaborar.
Pringando como el que más.
Soportando la caspa con una flema casi monárquica.
Y dando cariño a todo bicho viviente.
Incluso a los gremlins...
Los demás, nosostros, hace tiempo que no sabíamos como vivir su enfermedad, para estar a su altura.
Simplemente, en mi caso, haciendo ver que todo seguía igual.
Que no pasaba nada.
Acogió a Vázquez como si fuera de su familia.
Adoptó a su hijo trás la muerte del genio.
Apoyó a Alejandro cuando iban mal dadas y siempre, siempre se portó como un Señor.
No soy capaz de explicarlo mejor.
Ya le echo de menos.
Ojalá esté navegando en cualquier mar, con el viento a favor...

4 comentarios:

unaparedoriginal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V de Veleta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro dijo...

Es raro, al igual que con el Maestro Vazquez nunca tuve ocasion de conocerlo... y sin embargo, solo de escucharos hablar. Le tengo tal respeto, que parece que lo conociera de toda la vida. Sabe el Dios del Orujo que caeran muchas a su salud.

Emilio Gonzalo dijo...

Brindemos una vez mas en honor del padre de Alejandro, luchador donde los haya y gran amigo de sus amigos. Alejandro debes saber que todos sentimos su perdida, que te acompañamos en la distancia en estos duros momentos y que sin duda la sombra de ese coloso nos seguira durante mucho tiempo.
Ayuda inestimable, no solo para su hijo, si no para todos los que le conocieron y han tenido que afrontar empresas dificiles en esta vida. Salve coloso!