lunes, 18 de febrero de 2008

15 AÑOS DE GLENAT (1)






Este mes de abril se cumplirán 15 años de Glénat España.
Aunque la sociedad existía desde 1990 (con la coedición de "Akira" con Ediciones B) los primeros álbumes editados realmente por Glénat se distribuyeron en abril de 1993: Sambre, Eva Medusa, Torpedo-10 y Marco Antonio.
Desde una oficina de poco más de 20 metros cuadrados.
Con Elisabeth Ranc de gerente y con el diseño de mis ex-socios de "Krazy Comics" Juan Carlos Gómez y Tino Reguera.
Yo acababa de despedirme a mí mismo como director del Salón del Cómic de Barcelona. Glénat Francia estaba en las últimas y aún sigo escuchando el lapidario comentario de Josep Toutain ante el nacimiento de la nueva editorial: "No lo hagas, Joan, vuelve al Saló. Glénat no durará ni seis meses..."
Y casi acertó.
La verdad es que lo pasamos fatal durante años.
Perdimos lo que no está escrito.

.
La supervivencia de Glénat a finales de los 90 fue un milagro.
Aleix Aleu ("Em punxo i no em surt sang") creyó en lo increíble.
Los trabajadores aguantaron como jabatos meses sin cobrar (Mil gracias a Dani, Xavi i Montse).
Manolito Vázquez nos convenció para publicar Kenshin.
Carlos Giménez creyó en nosostros.
Y...
Hasta ahora: 15 años.
Más de un millón de tebeos vendidos en 2007.
10 millones de euros de facturación en PVP.
Y más de 50.000 Naruto nº1 vendidos a finales de año.
Cuesta creerlo.
Gracias, gracias, gracias, a todos los que nos habeis acompañado estos años.
Gracias a los que sufristeis con nosotros los malos momentos.
Gracias también al Banco Popular sin cuya inexplicable fé en Glénat no lo hubieramos logrado.
Y gracias, por supuesto a mi visionario favorito, el maestro Jacques Glénat.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Interestinghtr post
.

Ferran Delgado dijo...

¡Felicidades por el aniversario!

Emocionante escrito de quien ha tenido que luchar contra viento y marea, y sin embargo, lo ha conseguido.

Hay pocas cosas más satisfactorias que alcanzar una meta en la que nadie creía.

Me gustaría pensar que he tenido un papel importante en el despegue de la empresa.

Llegué cuando ya había pasado lo peor, pero todavía costaba cobrar. Sin embargo, aposté por Glénat también a pesar de aquellos agoreros que me decían que cometía una estupidez por dejar de colaborar con Planeta. También por suerte seguí mi instinto y acerté.

Han sido unos 6 ó 7 años muy intensos, durísimos hasta lo inimaginable, pero ha merecido la pena esa travesía. Creo que en ninguna editorial encontraría lo que he encontrado aquí (a pesar de los malos momentos, algo inevitable).

Además, Navarro creyó en mí cuando en Planeta estaba desaprovechado. Y eso siempre lo tendré presente.

Un recuerdo para Dani porque, a pesar de todo, dió la cara por mí y fue mi aval en los momentos críticos.

Por todo, ¡gracias, Joan!

chesus dijo...

Pues yo recuerdo aquella época con nostalgia y con ilusión. Soy consumidor de comics europeo, y en aquel entonces, para mí el nacimiento de Glenat España suposo un solplo de aire fresco, la competencia para la Gran Editorial que publica entonces casi todo lo europeo. Yo soy de los que esperaba mes a mes el nuevo Viñetas, e incluso me publicasteis una carta. Y soy de los que se quedaron chafados con el último número. Compré Sambre, he comprado los dos integrales de Freddy Lombard. En fin, mucha suerte...

Anónimo dijo...

Enhorabuena Joan